Skip to main content

Enfoque de la terapia de la tartamudez

La tartamudez es un problema polifacético. Lo sé por experiencia propia. Muchas medidas terapéuticas se demostraron insuficientes para mí. Y sé que en la mayoría de tartamudos ocurre algo parecido.

Stotterer-Training: una terapia integral para la tartamudez.

Tantos años de desorientación, de rabia impotente hacia uno mismo y hacia el insensible prójimo fueron necesarios para reconocer cuán importante es dar los pasos adecuados, uno detrás de otro, para tratar el problema sistemáticamente y de forma efectiva. Durante el arduo proceso para encontrar una solución a nuestro problema de tartamudez, he hecho las siguientes observaciones:

  • Es prácticamente imposible, solamente mediante entrenamiento de la musculatura respiratoria (véase el entrenamiento del diafragma), hablar a la larga sin tartamudear. A pesar de los avances a corto plazo.
  • El trabajo psicoterapéutico, por sí solo, no basta en muchos casos para causar una mejora a largo plazo; ya que, justo al comienzo de la terapia, la tartamudez aflora en muchas situaciones comunicativas.
  • Las técnicas de habla pierden a menudo su efecto después de logros primerizos porque la identificación con formas de actuar y de pensar, que han estado arraigadas en tartamudos crónicos, es muy intensa.
  • Las técnicas de relajación como el entrenamiento autógeno, el yoga, la meditación, etc.; es cierto que conducen a un sentimiento de bienestar y, con ello, a un habla relajada; sin embargo, no ofrecen en situaciones de estrés ninguna ayuda concreta y rápida contra la tartamudez.
  • Los métodos sugestivos o de afirmación surten efecto en los procesos de tartamudez, en la mayoría de los casos, sólo a largo plazo y no ofrecen a priori en situaciones de estrés suficiente seguridad.
  • Al fin y al cabo, no puedo vencer a la tartamudez, si no estoy dispuesto a invertir tiempo y energía en una metodología de actuación plural y amplia que incluye a cuerpo y alma.

El trasfondo de las terapias de la tartamudez 

El Stotterer-Training se estructura en un entrenamiento de base y en posteriores seminarios de profundización. Está concebido como un curso intensivo , que se apoya en su concepción terapéutica en Fiedler & Standup (1994) y que transcurre en un período de tiempo superior a un año. Nuestra intervención toca, por tanto, tanto el plano de la tartamudez como la esfera social.

Esta terapia de la tartamudez hace hincapié en la forma integral de autoconsciencia de la persona. Se basa en los principios de la psicología humanística y está fundamentada en la psicología profunda. Además de esto, ponemos en práctica elementos de terapia  conductual para hacer posible un tratamiento adecuado del miedo de los pacientes a la tartamudez. Véanse los análisis de los desórdenes del comportamiento según el modelo SORKC de Kanfer & Saslow (1970) (ir al artículo en alemán)*, El aprendizaje de habilidades sociales de Ullrich & Ullrich (1976) (ir al artículo en alemán)*, los aspectos del aprendizaje de patrones según Bandura (1969, 1976, 1978) (ir al artículo en alemán)* y  La inmunización al estrés  de Meichenbaum (1977) (ir al artículo en alemán)*.

Las situaciones comunicativas se practicarán mediante confrontaciones en vivo en situaciones específicas temidas por los pacientes, lo cual garantiza una validez o una cercanía a la realidad naturales. La situaciones incompatibles con el temor se tratarán con la aplicación de diversas técnicas de relajación, a lo cual vendrán a colación, entre otras, la Meditación concentrativa y los elementos de hipnosis de Ericsson (1978) (ir al artículo en alemán)*. La práctica del habla fluida se fundamenta en principios de respiración terapéutica, los cuales son fomentados de forma corporal por la focalización de la atención.

Terapia de la tartamudez integral

Su forma de actuar variada e integral convierte al Stotterer-Training en un método excepcional contra la tartamudez.

*El enlace lleva al artículo correspondiente en Wikipedia. Pinchando a la izquierda en "español", se va al artículo equivalente en español. Disculpen que no conozca a los autores españoles en la materia para citar sus trabajos.

Formato de la terapia de la tartamudez

Las personas con tartamudez son a menudo personas con cualidades especiales y habilidades extraordinarias. Existen suficientes ejemplos en la historia dignos de mención: políticos, escritores, actores, etc. Nuestros asistentes tienen, por tanto, un motivo para tener confianza en sí mismos.

Nosotros explicamos la relación entre la respiración y el habla, en concreto, entre el diafragma y la locución. En el paso siguiente, entrenamos la función del diafragma mediante el ejercicio de la respiración. Después usamos técnicas de control del estrés, especialmente, de intervención para desmontar el estrés por medio de la focalización de la atención. Incluso los asistentes con síntomas de tartamudez y tartamudez severos, en muchas ocasiones, dicen ya en su primer día de curso frases completas sin tartamudear. Esto nos motiva a todos.

Al mismo tiempo, practicamos técnicas de relajación muy efectivas. Entre ellas, de meditación, relajación profunda y de fantaseo, las cuales están adaptadas a la problemática de la tartamudez, están presentes en todo momento en el seminario y reducen la tartamudez de forma natural.

Aplicamos técnicas mentales para desprogramar la estructura inconsciente activa de la tartamudez y el comportamiento para poco a poco deshacernos de los viejos patrones de habla y construir y consolidar consciente y consecuentemente el sentimiento real de "yo puedo hablar fluido en cualquier momento".

Más adelante, se perfeccionan en el seminario distintas posibilidades para focalizar la atención y la renovación mental de los patrones de la tartamudez y a usarlo en cualquier situación.

Las técnicas reductoras de estrés y la guía para la intervención del estrés de acuerdo al S-O-R-K-Modell respaldan este trabajo. Los participantes del curso serán animados a incurrir voluntariamente en situaciones comunicativas difíciles para, precisamente, practicar las técnicas y deshacer poco a poco los miedos a tartamudear.  En rondas de grupo nos intercambiaremos experiencias sobre el tema, así como haremos mención sobre la importancia de la aplicación continua y consecuente, aunque también, a veces, para reírnos, de las técnicas aprendidas. El alumno será alentado a ver las probables, o más que probables, recaídas como un aliciente para seguir trabajando en sí mismo. Nuestro lema: ¡haz de tus tropiezos hitos que dejarás atrás!

Para nosotros es también un aspecto importante aprender a volverse consciente de los propios sentimientos profundos de miedo, vergüenza y vulnerabilidad y aprender a transformarlos; y así poder actuar y hablar de forma libre y auténtica. En ello trabajaremos según la edad y la madurez del individuo.

Los puntos fuertes de nuestro trabajo con tartamudos

  • Potenciación de la autoestima.
  • Práctica del habla fluida usando la respiración y la focalización de la atención.
  • Desprogramación de los automatismos emocionales y mentales de la tartamudez.
  • Fomentar la serenidad por medio de la meditación y la relajación.
  • Superación de las barreras internas y externas.
  • Concienciación con los sentimientos propios y su exteriorización.
  • Transferencia de lo aprendido al día a día.

El mantenimiento de la terapia de la tartamudez

Muchas de la técnicas y herramientas que conocemos para superar la tartamudez son  transmitidas a nuestros asistentes. Gracias a la posibilidad de asistir a encuentros entre personas que tartamudean y a días aislados de los cursos  que se organizan regularmente, tendrás un apoyo importante a tu disposición. Quien esté interesado en la solución a su problema de tartamudez, encontrará además aquí, después de su primer Stotterer-Training, un apoyo que le guiará en su desarrollo.

Igualmente fomentamos el intercambio de impresiones entre los participantes de los seminarios y la formación de grupos de trabajo. Nosotros quedamos, asimismo, a disposición de cada uno de los asistentes para aconsejarles por teléfono sin coste alguno. Si por motivos de agenda no fuera posible de inmediato, fijaremos una fecha a corto plazo para conversar.

Las metas superando la tartamudez

Nosotros queremos ocuparnos seriamente de nuestra tartamudez, considerar los problemas del habla como un aspecto positivo y redescubrir nuestra capacidad de socializar y nuestra alegría. Nosotros queremos aprender técnicas apropiadas para la vida real para dominar finalmente la fluidez en toda situación. Nosotros queremos aliviar los miedos profundos a que se rían de nosotros, a la humillación y a la vergüenza desarrollada a causa de ello, o mejor dicho, olvidarlos.

Nosotros queremos demostrar a los demás y a nosotros mismos que somos capaces de hablar fluido y, además, hacerlo. Tras un entrenamiento consecuente, después de un tiempo que depende de nuestro grado de tartamudez, tendremos nuestro habla tanto mental como emocionalmente bajo control. Si seguimos trabajando más allá, tendremos muchas posibilidades de, finalmente, dejar atrás todos nuestros miedos a hablar. ¡Entonces, dejaremos de necesitar técnica alguna!

Hans Liebelt

Hans Liebelt

He tartamudeado a lo largo de 35 años severamente. Fueron años en los que, de la rabia, me mordía la lengua hasta que sangraba. Desde 1996 dirijo el Stotterer-Training, el cual había desarrollado debido a mi tartamudez antes. Mediante el Stotterer-Training conseguí tener la tartamudez bajo control y si estás preparado, te enseño cómo tú también puedes conseguirlo. ¿Tienes preguntas? ¿O quieres simplemente escribirme? ¡Me encantaría que me escribieras!

02351 - 8954097
Mo - Sá: de 12:00 a 20:00
stop.stottern
Concertar un Training online
Ayuda
/*]]>*/