Skip to main content

La meditación – ayuda contra el estrés en el tartamudeo

La meditación se está volviendo cada vez más importante. La práctica regular de la meditación relaja de forma muy efectiva, regenera y activa rápidamente los procesos mentales y psíquicos. Pero esta no es la única ventaja clara de la meditación. La meditación ordena en nuestro subconsciente también de forma muy efectiva y a fondo.

Fin de semana de meditación

Desde el viernes por la tarde hasta el domingo a mediodía meditamos y reflexionamos sobre nuestros pensamientos y sentimientos sin darles valor. Esto es una experiencia tan relajante como revulsiva hacia nuestro yo más profundo. No tiene ninguna relevancia si tienes experiencia en la meditación o no. Estos fines de semana son intensivos y dan la posibilidad a los asistentes de dar con una calma profunda y nuevas energías.

Las fechas de los seminarios las encuentras en el siguiente enlace: Meditation und Selbsterfahrung

Meditaciones que pueden ayudar a tartmudos

La Meditación de trance contra la tartamudez es una meditación guiada y se practica tumbado boca arriba. Acordes y sonidos suaves y ligeros y un ritmo tranquilo e inapreciable llevan a tu cuerpo a una calma profunda. El cerebro comienza a vibrar en el campo de las ondas alfa y el subconsciente se abre a mensajes sugestivos. De forma sugestiva y relajante, el narrador lleva la atención del que medita a pensamientos e imaginaciones reconfortantes.

El audio para la Meditación de trance contra la tartamudez puedes adquirirlo como descarga desde cualquiera de las grandes tiendas online ( iTunes, Amazon, etc.).

Instrucciones para la meditación de trance

Preparación
Túmbate en un colchón, una colchoneta o una esterilla sobre el suelo, donde estés a gusto. El volumen de la música debería ponerse de forma que la música y la voz se oigan claramente. La experiencia demuestra que, en el trance creado, la música y la voz se perciben más bajo. Consejo: deja el mando a distancia junto a ti y así no necesitas levantarte para cambiar el volumen.

Meditación
Presta atención a tu respiración y escucha las palabras. Intenta a la vez dejarte llevar por el sonido de las palabras. Cuanto más intensiva sea la percepción de que estás relajado, más perdurará la calma en ti. Déjate guiar por las palabras y la música. Algunos fragmentos de la narración hacen referencia a la percepción del movimiento del diafragma.

Con la meditación dinámica puedes reducir tu estrés de forma dirigida. El ejercicio físico por sí solo no basta. Después de salir a correr o de una sesión de gimnasio, uno duerme efectivamente mejor pero el problema, el apocamiento o los pensamientos que originan la ansiedad no se esfuman.

La meditación dinámica ataca exactamente esta última componente. Cuando nos hemos desahogado por completo, estamos mucho más en contacto con nuestro cuerpo - nuestro corazón late con fuerza, el sudor nos recorre el cuerpo, percibimos nuestro cuerpo bastante más- y ya no estamos tan identificados con aquello que ocurre en nuestra mente. Es cierto que saliendo a correr es también así, pero en esta meditación podemos intentar en ese momento penetrar desde los síntomas hasta la raíz de los problemas. El método parece sencillo. No es del todo así: observamos nuestros pensamientos y nuestras emociones.

De esta manera se pone tierra de por medio. Ya no somos víctimas, sino observadores. La perspectiva se cambia y, de repente, vemos no solo lo que se nos ha hecho, sino lo que nosotros mismos contribuimos a nuestras dificultades. Cuando esto ocurre, ¡hemos dado un salto cuántico en nuestro subconsciente! En un momento de claridad contemplativa, uno puede incluso atisbar que el problema no es "el problema", sino nuestra percepción parcial de las cosas.

En los Stotterer-Trainings practicamos cada mañana a las 8:30 la meditación dinámica.

Una técnica tradicional y de quietud que en cualquier sitio y momento puede ser puesta en práctica. El que medita observa su respiración, se hace uno con ella, experimenta con ello su presencia en el aquí y el ahora. Temores y valoraciones ocupan un lugar secundario y la tranquilidad hace entrada.

La meditación Nadabrahma es también, como la Meditación Dinámica, una forma de meditación activa. Esta técnica tradicional está hecha a la medida de las necesidades de nuestro mundo de ahora. Respirando profunda y relajadamente, permitimos a nuestra voz crear un bramido y dejar a nuestro cuerpo y espíritu en un estado de absoluta relajación y crecer desde la sensibilidad y la fuerza.

Ayuda